Limonada con frambuesas: Refresco para SIBO

Limonada rosa de frambuesa

Cuando sufres de SIBO, es importante prestar atención a lo que bebes, además de lo que comes. Las bebidas carbonatadas, como los refrescos gaseosos, a menudo pueden empeorar los síntomas del SIBO, ya que el gas en estas bebidas puede aumentar la hinchazón y la incomodidad. Aquí es donde entra en juego nuestra refrescante limonada.

Ésta, no solo es una deliciosa bebida para disfrutar en un caluroso día de verano, sino que también es una excelente alternativa a las bebidas carbonatadas si padeces SIBO. Aquí hay algunos beneficios clave de los ingredientes de esta bebida en el contexto de la dieta para el SIBO:

Frambuesas

Las frambuesas son naturalmente bajas en FODMAPs, lo que las convierte en una excelente opción para aquellos que siguen una dieta baja en FODMAP debido al SIBO. Estas pequeñas bayas están cargadas de antioxidantes, vitaminas y minerales, como la vitamina C y el manganeso. Además, son una fuente de fibra soluble que puede ser beneficiosa para el sistema digestivo.

Limón

El jugo de limón es conocido por su capacidad para estimular la producción de ácido gástrico en el estómago, lo que puede ayudar en la digestión de los alimentos. También es una excelente fuente de vitamina C y antioxidantes. Aunque el limón es naturalmente ácido, su impacto en el equilibrio ácido-base del cuerpo es alcalinizante, lo que puede ser útil para algunas personas con SIBO.

Ahora que conoces los beneficios de los ingredientes principales, veamos cómo preparar esta limonada.

Limonada con frambuesas

Un estallido refrescante de sabor a bayas que es perfecto en un caluroso día de verano. Este limonada también es bajo en FODMAP y adecuado para una dieta SIBO.

Ingredientes

Base

  • 400 g de frambuesas
  • 1 litro (4 tazas) de agua
  • 100 g (½ taza) de azúcar (o edulcorante de tu elección)
  • 295 ml (1 ¼ tazas) de jugo de limón recién exprimido
  • 500 g (4 tazas) de hielo
  • Unas ramitas de hojas de menta

Instrucciones

  1. Coloca las frambuesas y 125 ml (½ taza) de agua en una licuadora de alta potencia. Tritura hasta que las frambuesas estén completamente puré. Pasa la mezcla por un colador de malla fina para eliminar las semillas y luego vuelve a colocarla en la licuadora limpia.
  2. En una cacerola, agrega el azúcar y 800 ml (3,5 tazas) de agua. Caliéntalo hasta que el azúcar se haya disuelto por completo. Deja enfriar y luego vierte en la licuadora.
  3. Añade el jugo de limón y el hielo a la licuadora. Mezcla hasta que estén combinados y la mezcla se haya convertido en un slushie. Agrega más hielo si te gusta extra helado.
  4. Vierte en vasos altos, decora con una ramita de hojas de menta y disfruta inmediatamente.

Nota

Para hacer esto sin azúcar, reemplaza el azúcar con unas gotas de estevia líquida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *