¿Es segura la dieta baja en FODMAP en niños?

dieta baja en fodmap en niños

Dieta baja en FODMAP para niños con SIBO o SII

A pesar de que existe una sólida evidencia en adultos de que esta dieta funciona de manera efectiva para tratar el SIBO o el SII, la base de investigación en niños sigue creciendo. A pesar de que muchos clínicos recetan la dieta a niños en todo el mundo, los estudios hasta ahora son limitados y variados, lo que dificulta interpretar cómo funcionará la dieta en un entorno del mundo real. Por ejemplo, un estudio tuvo una duración de solo 48 horas, y otros estudios utilizaron un número reducido de participantes de entre 5 y 17 años. Las necesidades de un niño de 5 años en comparación con las de un adolescente de 17 años son muy diferentes y deben considerarse realmente al aplicar cualquier tipo de dieta restrictiva. Algunos de los estudios vieron resultados prometedores en la reducción de los síntomas gastrointestinales, pero hay otros factores que debemos considerar antes de restringir la ingesta de FODMAP en niños.

¿Qué otros aspectos debemos considerar al abordar los FODMAP en niños?

Nutrición y crecimiento:

No hay duda de que la nutrición es esencial para un crecimiento y desarrollo adecuados en la infancia y la adolescencia. Al restringir la ingesta de alimentos y grupos de alimentos, existe el riesgo potencial de deficiencias nutricionales. Curiosamente, al examinar la investigación, muchos niños, desafortunadamente, ya no consumen las porciones recomendadas de frutas, verduras, granos o lácteos. Un estudio encontró que con el apoyo de un dietista para instruir sobre la dieta baja en FODMAP, la ingesta de alimentos de los grupos alimentarios básicos de los niños aumentó, mientras que los alimentos discrecionales disminuyeron. Sin embargo, no todos tienen acceso a dietistas especializados, y se necesita más investigación a largo plazo para ver cómo la dieta afecta al crecimiento y desarrollo durante las diferentes etapas de desarrollo.

Trastornos alimentarios:

Toda la investigación que se está realizando actualmente sobre trastornos alimentarios y patrones de alimentación desordenados y tanto el SIBO como el SII específicamente se encuentra en una población adulta. Existen preocupaciones justificadas de que recetar esta dieta puede exacerbar los trastornos alimentarios en un grupo muy vulnerable, especialmente en la adolescencia, donde las preocupaciones por la imagen corporal están exacerbadas. Esta es un área extremadamente compleja, donde limitar la dieta es inapropiado, y otras opciones de tratamiento, como suplementos de fibra, medicamentos, terapias psicológicas y remedios herbales, desempeñan un papel importante.

Impacto en la familia:

Sabemos lo ocupada que puede ser la vida familiar y cambiar la dieta de una persona a menudo significa que toda la familia se ve afectada. Dependiendo de dónde obtengamos la información, puede ser confuso y desafiante para las familias. El apoyo de un dietista proporciona acceso a consejos personalizados para minimizar este impacto. Otros recursos, como aplicaciones, listas de alimentos, recetas y programas de certificación de alimentos que permiten la identificación visual de productos bajos en FODMAP, ayudan mucho a las familias.

¿Cómo se puede utilizar de manera segura la dieta baja en FODMAP en niños?

Si un joven tiene problemas gastrointestinales, recomendamos en primer lugar consultar a un médico para obtener un diagnóstico de SIBO. El dietista determinará si y cómo manipular la ingesta de alimentos para reducir los síntomas. Mientras esperamos más investigaciones, un enfoque práctico conocido como ‘FODMAP suave’ es conocido. Esta es una forma menos restrictiva de la dieta, donde solo se reducen algunos de los alimentos ricos en FODMAP clave, manteniendo otros alimentos ricos en FODMAP como parte de la dieta.

‘FODMAP suave’ para jóvenes y niños

Para los jóvenes y niños que experimentan síntomas de SIBO, el enfoque “FODMAP suave” puede ser una estrategia prometedora. Este enfoque implica una reducción selectiva de alimentos ricos en FODMAP mientras se permite el consumo de otros alimentos menos problemáticos. Aquí hay algunas consideraciones clave:

  • Personalización: El enfoque “FODMAP suave” debe ser altamente personalizado. Lo que funciona para un niño puede no funcionar para otro. Un dietista capacitado puede trabajar con el niño y su familia para adaptar la dieta según las necesidades y preferencias individuales.
  • Mantener la nutrición: Es esencial asegurarse de que el niño reciba una nutrición adecuada durante el proceso. La dieta no debe resultar en deficiencias nutricionales, especialmente durante las etapas de crecimiento y desarrollo.
  • Supervisión profesional: Este enfoque debe llevarse a cabo bajo la supervisión de un profesional de la salud, preferiblemente un dietista con experiencia en el manejo del SII en niños. El dietista puede brindar orientación experta y garantizar que se cumplan las necesidades nutricionales.
  • Comunicación abierta: La comunicación abierta entre el niño, los padres y el profesional de la salud es clave. Cualquier preocupación o cambio en los síntomas debe ser discutido y abordado de inmediato.
  • Evaluación constante: A medida que el niño crece y su sistema digestivo cambia, es importante realizar evaluaciones regulares y ajustar la dieta según sea necesario. Lo que funcionó en un momento puede necesitar modificaciones a medida que el niño envejece.

El enfoque “FODMAP suave” puede ofrecer un equilibrio entre aliviar los síntomas de SIBO y garantizar una nutrición adecuada en jóvenes y niños. Sin embargo, su implementación debe ser cuidadosamente gestionada por profesionales de la salud y adaptada a las necesidades individuales de cada niño. El objetivo principal es mejorar la calidad de vida de los niños al reducir los síntomas del SII mientras se mantienen patrones alimentarios saludables y sostenibles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *