Qué son los FODMAP, la dieta baja en ellos y su influencia en el SIBO

fodmap carbohidratos

Cuando se trata de abordar el SIBO (Sobrecrecimiento Bacteriano del Intestino Delgado), las opciones de tratamiento son fundamentales para aliviar los síntomas y recuperar el bienestar digestivo. Una de las estrategias que ha ganado popularidad es la dieta baja en FODMAP, que se ha demostrado efectiva para manejar los síntomas del SIBO. En esta entrada, exploraremos en detalle qué es la dieta baja en FODMAP y por qué resulta favorable en el tratamiento del SIBO, desde su enfoque en los carbohidratos fermentables hasta su impacto en la salud intestinal.

Entendiendo la dieta baja en FODMAP

Reducir los FODMAPs (ciertos tipos de carbohidratos) puede ayudar a muchos de nosotros con el síndrome del intestino irritable (SII) a manejar los síntomas digestivos.

¿Pero qué es realmente un FODMAP? ¿Cómo afectan los FODMAPs a mis síntomas de SIBO o SII? ¿Por dónde empiezo? Continúa leyendo para obtener respuestas a estas y otras preguntas frecuentes.

¿Qué son los FODMAPs?

FODMAP es un acrónimo de:

Fermentable
Oligosacáridos (fructano y GOS)
Disacáridos (lactosa)
Monosacáridos (fructosa en exceso)
A (And / Y)
Polioles (mannitol y sorbitol)

Los FODMAPs son ciertos tipos de carbohidratos (o “carbs”) que:

  1. No se absorben bien en nuestro intestino delgado.
  2. Son fermentados rápidamente por bacterias que viven en nuestro intestino grueso.

En resumen, los FODMAPs son un grupo de carbohidratos fermentables que pueden ser mal absorbidos en el intestino delgado. El acrónimo se refiere a Fermentable Oligosaccharides, Disaccharides, Monosaccharides, and Polyols (Oligosacáridos Fermentables, Disacáridos, Monosacáridos y Polioles). Estos carbohidratos pueden atraer agua hacia el intestino y fermentar en el colon, causando síntomas incómodos como hinchazón, gases y diarrea.

Los FODMAPs se absorben mal o no pueden ser utilizados como combustible, por un par de razones:

  • Nuestros cuerpos carecen de las enzimas necesarias para descomponer los FODMAPs en piezas utilizables. FODMAPs relevantes: fructano, GOS y lactosa.
  • Demasiados FODMAPs a la vez pueden sobrecargar los transportadores o canales que nuestros cuerpos usan para absorberlos. Cuando esto sucede, no todos los FODMAPs pueden ser absorbidos. FODMAPs relevantes: polioles y fructosa en exceso.

Grandes cantidades de FODMAPs mal absorbidos crean un desequilibrio temporal que nuestro cuerpo intenta corregir atrayendo agua hacia los intestinos.

¿Qué es la dieta baja en FODMAP?

La dieta baja en FODMAP es un enfoque dietético diseñado para reducir la ingesta de estos carbohidratos fermentables y aliviar los síntomas asociados. Fue desarrollada por investigadores de la Universidad de Monash y ha demostrado ser especialmente beneficiosa para personas con trastornos gastrointestinales, incluido el SIBO.

¿Dónde se encuentran los FODMAPs?

Los FODMAPs se encuentran en una variedad de alimentos que abarcan todos los grupos de alimentos. Aquí hay algunos ejemplos de alimentos que contienen mayores cantidades de FODMAPs:

  • Lactosa: Leche, helado, yogur, etc.
  • Fructosa en exceso: Miel, jarabe de maíz alto en fructosa, espárragos, guisantes dulces, sandía, manzanas, peras, etc.
  • GOS: Frijoles, legumbres, tofu, etc.
  • Fructanos: Ajo, cebollas, trigo, centeno, remolachas, pomelo, coles de Bruselas, etc.
  • Polioles: Melocotones, nectarinas, moras, aguacate, champiñones, coliflor, apio, batata, manzanas, peras, algunos productos sin azúcar, etc.

Beneficios de la Dieta Baja en FODMAP para el SIBO

Reducción del alimento para las bacterias

El principal beneficio de la dieta baja en FODMAP para el SIBO radica en su capacidad para reducir el alimento disponible para las bacterias en el intestino delgado. Dado que los FODMAPs son carbohidratos fermentables, su consumo puede contribuir al crecimiento excesivo de bacterias en esta región. Al limitar la ingesta de FODMAPs, se crea un ambiente menos propicio para el sobrecrecimiento bacteriano.

Alivio de los síntomas gastrointestinales

Los síntomas gastrointestinales comunes del SIBO, como la hinchazón, los gases y la diarrea, pueden estar relacionados con la fermentación excesiva de los FODMAPs en el intestino. Al reducir la ingesta de estos carbohidratos, muchas personas experimentan un alivio significativo de los síntomas, lo que mejora su calidad de vida y bienestar general.

Restablecimiento de la motilidad intestinal

El SIBO a menudo se asocia con problemas de motilidad intestinal, es decir, la capacidad del sistema digestivo para mover los alimentos a través del tracto gastrointestinal. La dieta baja en FODMAP puede ayudar a reducir la fermentación y la inflamación en el intestino, lo que puede contribuir a una mejor función motora.

Implementación de la dieta baja en FODMAP para el SIBO

Fases de la dieta baja en FODMAP

La dieta baja en FODMAP se divide generalmente en tres fases:

  1. Fase de reducción o Eliminación: Durante esta fase, se eliminan completamente los alimentos ricos en FODMAPs de la dieta durante un período de tiempo determinado, generalmente de 2 a 6 semanas. Esto permite que el intestino se calme y los síntomas disminuyan.
  2. Fase de reintroducción: En esta fase, se reintroducen gradualmente los diferentes grupos de FODMAPs para identificar cuáles desencadenan síntomas en cada individuo.
  3. Fase de personalización: Con base en las reacciones personales a los FODMAPs, se personaliza una dieta a largo plazo que minimice los síntomas sin restringir innecesariamente la alimentación.

Importancia de la asesoría profesional

Es fundamental buscar la orientación de un profesional de la salud o un dietista especializado antes de iniciar la dieta baja en FODMAP. Un enfoque individualizado garantizará que se mantenga un equilibrio nutricional adecuado y se evite la deficiencia de nutrientes esenciales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *