Por qué planificar tus comidas puede ayudarte a tratar el SIBO

planificar comidas agenda semanal

Cuando se trata de alimentarse con SIBO (Sobrecrecimiento Bacteriano del Intestino Delgado), puede ser estresante y abrumador en ocasiones. Con el tratamiento, la medicación y el manejo de los síntomas, puede ser difícil comprender tu nueva forma de comer. Algo realmente útil es la planificación de comidas.

La Importancia de la planificación de comidas

La planificación de comidas implica planificar y listar las comidas que puedes comer con anticipación. Te ayuda a cumplir con tu dieta para el SIBO y facilita el proceso de preparar alimentos.

Estrategias para una planificación de comidas exitosa

Si deseas probar la planificación de comidas y no sabes por dónde empezar, no te preocupes. Estoy aquí para ayudarte. Aquí tienes algunas estrategias probadas y comprobadas que te ayudarán a navegar por tu nueva forma de alimentación.

Planifica con anticipación

Antes de dirigirte a la tienda, crea una lista de las comidas que comerás durante una semana. Puedes comenzar buscando recetas amigables para el SIBO en línea o leyendo libros de cocina específicos para el SIBO como inspiración. Una vez que tengas tu lista final de platos, prepara una lista de compras con los ingredientes y otras cosas que necesitas para crear estas comidas.

Prepara los ingredientes de antemano

Prepara los ingredientes necesarios para tus comidas semanales con anticipación para reducir el tiempo de cocción en la cocina. Puedes cortar las verduras y almacenarlas en recipientes para tenerlas listas cuando estés cocinando. Pero antes de comenzar la preparación de las comidas, lee todas las recetas de tu plan semanal para ver si hay ingredientes similares en tus platos. Por ejemplo, si dos o más comidas requieren zanahorias picadas, prepara la cantidad total requerida de una vez para ahorrar tiempo.

Cocina porciones grandes

Dedica un día a cocinar en lotes los platos incluidos en tu plan de comidas para tener comidas fáciles durante la semana. Cocinar grandes cantidades te ahorra tiempo, ya que puedes preparar alimentos que puedes guardar para más tarde. Cuando estés listo para servir, todo lo que necesitas hacer es cocinar algunas verduras u otros acompañamientos para servir junto con el plato principal. Esto ahorra mucho tiempo, especialmente durante tu semana laboral.

Utiliza creativamente las sobras

Piensa de manera creativa y planea qué otros platos puedes hacer utilizando las sobras de tus comidas. Por ejemplo, si cocinas mi pollo asado con limón y tomillo para la cena, puedes usar las sobras para tu almuerzo haciendo una ensalada de pollo y verduras asadas. Para completar el plato, todo lo que necesitas hacer es agregar algunas hojas de ensalada fresca y un aderezo de tu elección. Hacer esto reduce la molestia de preparar tu comida todos los días.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *